Nuestra historia

AGRUSA somos una empresa dedicada a la selección, producción y comercialización de semillas.

Con más de 60 años de experiencia, nuestro objetivo es seleccionar las mejores variedades de semillas, que ofrezcan una producción excelente y se adapten a las distintas climatologías de nuestros clientes.

img-vision

La agricultura y su entorno están en constante evolución. El agricultor debe adaptarse a nuevos retos, así como satisfacer nuevas necesidades. AGRUSA quiere acompañarle en este proceso, como venimos haciendo desde hace más de 60 años, seleccionando, produciendo y comercializando las variedades que más se adapten a su explotación, por ser más productivas, más sanas, más rústicas y más adaptadas a los procesos industriales.

img-pasion

Renovamos cada campaña de nuestro catálogo, buscando siempre nuevas variedades que mejoren las actuales. En AGRUSA queremos ayudar a crear una agricultura más sostenible, más productiva, más rentable y de más calidad.

Una historia con mucha vida

1949

Dentro del programa de investigación y desarrollo que estaba dirigiendo, el genetista Josep Pané obtiene la variedad de trigo blando PANE-247, variedad que destacaba por su rusticidad y productividad, superior a las variedades de ese momento.

1954

A finales de los años 40, varios agricultores de las comarcas más cerealistas de Lérida, unieron sus fuerzas para satisfacer una de las necesidades básicas de sus cultivos: la producción de semilla de cereal que cumpliera unos mínimos de calidad y rentabilidad. Como resultado de dicha inquietud, en el año 1954 se fundó en Mollerussa la empresa Agricultores Unidos S.A. más conocida como AGRUSA, con el objetivo principal de comercializar la variedad PANE-247.

Años 60

La variedad PANE-247 se consolida como uno de los trigos más sembrados en Cataluña, Aragón y ambas Castillas. De forma paralela y dentro del programa de mejora vegetal propio de AGRUSA se inicia el desarrolla otras variedades de trigo, cebada, alfalfa, frutales y hortícolas.

Años 70

El catálogo de AGRUSA está formado mayoritariamente por variedades procedentes de su propio programa de mejora, pero también se empiezan a incluir otras de otros obtentores. Algunas de las variedades destacadas son los trigos PANE-14 y ESTRELLA, las cebadas PANE-1 y HATIF DE GRIGNON, así como la avena PANE-1.

Años 80

AGRUSA se consolida como uno de los principales multiplicadores de semilla a nivel español. Las variedades de referencia en esa década son los trigos CAPITOL y ANZA, las cebadas BARBARROSA y PALLAS, y la avena ROJA DE ALGERIA.

Se amplían las instalaciones creando el segundo centro de selección, también ubicado en Mollerussa.

Años 90

En los años 90 se introducen en el catálogo de AGRUSA los trigos duros y triticales, destacando BORLI y TRUJILLO respectivamente. Es también de esta época SOISSONS, un trigo blando que fue referencia por su productividad y calidad.

AGRUSA consolida acuerdos estratégicos con los principales obtentores internacionales.

Años 2000

En la década del 2000 se impulsa el establecimiento de sus propios campos de ensayo en varias provincias y condiciones, secano, secano fresco y regadío, con la finalidad de evaluar las posibles variedades a incorporar en su catálogo en distintos entornos.

Dentro de las variedades principales, destaca el trigo GARCIA y la introducción de las cebadas de 2 carreras para maltería, entre las que sobresale la variedad KLAXON.

Años 2010

La cebada PEWTER es la variedad de referencia en maltería, siendo varios años la variedad más sembrada en España. Lo mismo sucede con el trigo blando ARTUR NICK. Otras variedades que destacan son el trigo blando RIMBAUD, la cebada de invierno COMETA, el guisante de invierno ENDURO, el guisante de primavera MYTHIC y la avena blanca CHIMENE.

AGRUSA sigue apostando por la calidad de la semilla, siendo una de las primeras empresas en incorporar una máquina de color en su centro de selección.

ACTUALIDAD

AGRUSA sigue ampliado su catálogo tanto en especies como variedades, para seguir siendo un referente en semillas de cultivos extensivos. Las apuestas de futuro son el trigo NEMO, la cebada de invierno MALTESSE, la cebada maltera LAUREATE y FOCUS, el triticale ALAMBIC y el guisante FRESNEL.

Dentro de su proceso de crecimiento, se compran unas nuevas instalaciones con más de 10.000 m2 de almacenes ubicadas en Vilasana (a 4 km de Mollerussa).